Gomería en La Rioja

Cómo preparar el auto para salir a la ruta

Más allá de los services de turno que se hacen según el modelo, siempre conviene ponerlo a punto antes de hacer un viaje de más de 300 kilómetros.

Se aconseja controlar y verificar el estado de los frenos, las luces, los amortiguadores, la batería y el sistema eléctrico.

Comprobar que no existan pérdidas en los circuitos de refrigeración, dirección hidráulica y revisar los niveles de fluidos (aceite, lavaparabrisas y líquido de frenos). Especialmente, controlar en una gomería el estado de los neumáticos.

El control de los neumáticos:

Muchas veces las cubiertas sufren golpes y, aunque parezca que están en buen estado, esto puede traer complicaciones durante un viaje. Por eso deben ser revisadas por un especialista.

Los 10 mandamientos para el uso inteligente de los neumáticos

Para conocer más sobre cómo preparar el auto para la ruta, aquí presentamos los diez consejos más importantes para el control de los neumáticos, elaborados por la ingeniería de ventas de Bridgestone y Firestone, Argentina:
  1. Calibrar los neumáticos semanalmente de acuerdo con la indicación del manual del fabricante del vehículo.
  2. Rotar los neumáticos. En vehículos con neumáticos radiales, cada 7.000 km; y en vehículos con neumáticos diagonales, cada 5.000 km rodados.
  3. Evitar la baja presión de inflado y la sobrecarga en el vehículo. La baja presión de inflado y el exceso de peso compromete la estructura del neumático, aumentando el riesgo de daños y de alteraciones estructurales importantes.
  4. Hacer mantenimiento preventivo del vehículo. Amortiguadores, resortes, frenos y rodamientos actúan directamente sobre los neumáticos.
  5. Utilizar medidas de neumáticos y llantas indicadas por el fabricante del vehículo. El vehículo fue proyectado para interactuar en forma equilibrada. La utilización de neumáticos diferentes altera el equilibrio.
  6. Alinear el sistema de dirección y balancear los neumáticos conforme a lo indicado por el fabricante del vehículo por lo menos cada 10.000 km. También cuando el vehículo sufra impactos fuertes o se haga rotación de neumáticos, cuando haya evidencia de desgaste irregular en los neumáticos o cambios en los componentes de la suspensión.
  7. Utilizar el tipo de neumáticos indicado para cada tipo de servicio. Rodar en ciudad con un neumático destinado a uso fuera de camino, provocará un incremento en el consumo de combustible y pérdida de estabilidad y confort.
  8. Observar periódicamente el indicador de desgaste de la banda de rodamiento (TWI). Este indicador existe en todos los neumáticos y avisa cuando debemos reemplazarlos (límite máximo), reduciendo el riesgo de un accidente.
  9. No permitir el contacto del neumático con derivados del petróleo. Estos productos atacan al caucho, haciendo que pierda las propiedades físico-químicas y mecánicas.
  10. Evitar la conducción agresiva, con frenadas fuertes y cambios bruscos de dirección. Nunca ignorar la existencia de "lomas de burro" e imperfecciones del piso. Los mejores pilotos de competición son aquellos que conducen rápido pero saben cuidar el vehículo y los neumáticos.

Fuente: ingeniería de ventas de Bridgestone y Firestone, Argentina.

Apueste por la calidad de nuestro trabajo, en Gomería Menem brindamos lo mejor.
Gomería Menem estructura de un neumático
Visítenos en:
La Rioja